Publicado el

¿Se come o no se come la corteza del queso?

Y tú, ¿qué opinas? ¿cuántas veces te has hecho la pregunta de si ‘se comerá o no la corteza’ cuando has empezado a cortar una pieza de queso?

Pues para empezar, la mayoría de las cortezas son comestibles siempre y cuando sean quesos artesanales (pero también dependen de los gustos personales) y normalmente tendrán un color marrón, naranja o amarillo, pero con los quesos industriales, con cortezas negras en su mayoría y con mucho brillo, no ocurre lo mismo, no son comestibles o su consumo ‘no es recomendable’ a pesar de que los materiales usados para su maduración sean aptos para uso alimentario.

corteza-queso-1

Quesos de corteza natural y de corteza artificial

Los quesos con una corteza natural habitualmente pueden comerse completamente, junto con la corteza, porque por lo general su composición es el mismo queso, pero más duro. Este endurecimiento se debe a la pérdida de agua en la parte externa
  • Los quesos de corteza natural con mohos, seca enmohecida o seca sin mohos suelen cepillarse ligeramente para eliminarlos.
  • Los de corteza bañada en agua, cerveza, vino, salmuera… desarrollan un aroma especial con olor y sabor intenso que rara vez se consume,aunque sea apta.

Nueva llamada a la acción

Por el contrario, los quesos de corteza artificial no la forman de una manera natural ya que se elaboran para controlar su humedad y las condiciones de maduración principalmente, y se recubren de materiales diversos para preservar su interior, evitar que se sequen o para evitar contaminarse por agentes externos.

Estas cortezas no son aptas para el consumo puesto que se utilizan ceras o extractos vegetales, o sintéticos como parafinas y pinturas, entre otros materiales que, a pesar de tener un uso alimentario no es recomendable su consumo.

Como hemos indicado al principio, aunque las cortezas de los quesos naturales sean comestibles, todo depende de los gustos personales de cada uno porque, no a todo el mundo le puede gustar una corteza de olor y sabor fuerte, ya sea dura o blanda. Y como se suele decir, ‘para gustos, los colores’. 

 

Recuerda que en Palancares Alimentación dispones de cuñas listas para consumir, sin tener que preocuparte por la corteza.

Nueva llamada a la acción